Tengo sed…

 
Un día una amiga decidió visitarme, era la primera vez que iría y al parecer no había copiado bien la dirección de mi casa, así que estuvo más de una hora perdida, entre calles, veredas, subía cuestas, las bajaba, hasta que al fin llegó.Muy extenuada, por su intenso esfuerzo por llegar, solo dijo algo al verme, “tengo sed, necesito agua”.

Le serví un vaso de agua y ella lo tomó con tanta pasión, deseo, se deleitó en ese vaso de agua, era como si ese vaso era lo más importante para su vida en ese momento.

Recuerdo que yo estaba muy tranquila en casa sentada leyendo un libro esperando la llegada de mi amiga y no tenía sed, y menos deseo de tomar agua, pero sucedió que al verla a ella, de repente tuve tanta sed y me provocó tomar agua; al final ambas nos tomamos 3 vasos de agua.
Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Parábola de la oveja perdida…

Que la disfruten!!! xD 🙂