Oración…

Ora aunque no tengas ganas!!! Te tomará un minuto.
Tú nunca sabes cuando Dios te bendecirá!!!
Las buenas cosas pasan cuando menos te lo esperas!!!
Amado Señor, Te doy gracias por este día.
Te doy gracias porque puedo ver y escuchar esta mañana.
Estoy bendecida(o) porque tú eres un Dios de perdón y comprendes, tú has hecho tanto por mí y por otros, soy bendecida(o) porque tú sigues bendiciéndome.
Perdóname este día por todo lo malo que haya hecho, dicho o pensado que no haya sido de tu agrado.

Pido por tu perdón. Mantenme salva(o) de todo daño y peligro.

Ayúdame a empezar este día con una nueva actitud y gratitud.
Déjame hacer lo mejor de uno y cada día para aclarar mi mente, que pueda yo oírte.
Por favor, aclara mi mente que pueda yo aceptarte, no me dejes quejarme por cosas que no puedo controlar.
Y dame la mejor respuesta cuando me empujen fuera de mis límites.

Yo sé que cuando no puedo orar, tu escuchas mi corazón.
Continúa usándome para ti.
Continúa bendiciéndome para que pueda ser una bendición para otros.
Mantenme fuerte para ayudar al débil.

Mantenme en buen espíritu que pueda tener palabras de consuelo para otros.
Yo oro por esos que no pueden encontrar el camino.
Yo oro por esos que son juzgados y calumniados. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

La Tienda Del Cielo…

Andaba yo por la carretera de la vida tiempo atrás y un día vi un letrero que decía: “La Tienda del Cielo”.

Cuando me aproxime, la puerta se abrió… y cuando me dí cuenta ya había entrado.
Vi grupos de ÁNGELES por todos lados! uno me dio una cesta y dijo: “Hijo mio, compra todo lo que quieras, En la tienda hay todo lo que un cristiano necesita… y lo que no puedas cargar hoy, puedes volver mañana y llevarlo sin problemas”. Lo primero que agarre fue Lee el resto de esta entrada »

El Hombre Triste…

Había una vez un muchacho que vivía en una casa grande sobre una colina. Amaba a los perros y a los caballos, los autos deportivos y la música. Trepaba a los árboles e iba a nadar, jugaba al fútbol y admiraba a las chicas guapas. De no ser porque debía limpiar y ordenar su habitación, su vida era agradable.

Un día el joven le dijo a Dios:
– He estado pensando y ya se que quiero para mi cuando sea mayor.

– ¿Que es lo que deseas? – le pregunto Dios.

– Quiero vivir en una mansión con un gran porche y un jardín en la parte de atrás, y tener dos perros San Bernardo. Deseo casarme con una mujer alta, muy hermosa y buena, que tenga una larga cabellera negra y ojos azules, que toque la guitarra y cante con voz alta y clara. Quiero tres hijos varones, fuertes, para jugar con ellos al fútbol. Cuando crezcan, uno será un gran científico, otro será político y el menor será un atleta profesional. Quiero ser un aventurero que surque los vastos océanos, que escale altas montanas y que rescate personas. Y quiero conducir un Ferrari rojo, y nunca tener que limpiar y ordenar mi casa”

– Es un sueño agradable – dijo Dios-. Quiero que seas feliz.

Un día, cuando jugaba al fútbol, Lee el resto de esta entrada »