El amor es como un niño…

El amor es como un niño que juega a las escondidas, tu tienes que buscar y buscar en varias personas a ver en donde se escondió, muchas veces piensas que ya lo encontraste y te das cuenta de que no era el amor quien estaba escondido en esa persona, sino que era la amistad disfrazada de amor.

También el amor puede ser que el amor este escondido en la persona que escogiste como pareja, pero resulta que el amor se cansó de ese escondite y decide buscar otro, pero por la costumbre te quedas con esa persona, no por amor, sino por costumbre, por esto vemos algunas parejas que se mantienen unidas por mucho tiempo pero que realmente no están enamoradas. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Conferencia en Hool…

Bueno aqui tenemos la invitacion para la noche de conferencia bíblica en Hool Campeche, para quienes puedan asistir.

El peso del pecado…

Un predicador acababa de invitar a sus oyentes a buscar de Dios,
cuando un joven exclamó:

-Usted habla del peso del pecado. Yo no lo
siento — Cuanto pesa? Veinte kilos, cien kilos?

-Digame -le pregunto el predicador-,

si usted pusiera un peso de cien kilos sobre el pecho de un hombre muerto, -Lo sentiria el??

–No, ya que esta muerto -Costesto el joven.

El predicador prosiguio: -Pues bien, el hombre que no siente el peso del pecado
esta espiritualmente MUERTO.

Lee el resto de esta entrada »

La Flecha…

Un rey, que en su carruaje pasaba por un pueblo, observó una flecha disparada exactamente en el centro de un blanco, que era un círculo dibujado en el tronco de un árbol.
.
Intrigado, se dió cuenta que ademàs había otras flechas disparadas en varios sitios, todas con la misma precisión en el centro del blanco.
.
Sorprendido por la habilidad del arquero, mandó a sus pajes a buscarlo.
.
Después de algunos minutos encontraron al autor de los certeros disparos.
.
Se trataba de un niño de no más de 12 años.
.
– Eres tú el hábil arquero? -preguntó el rey.
.
– Sí, -respondió el chiquillo.
.
Cómo haces para ser siempre tan certero en tu puntería? -preguntó de nuevo el rey.
.
– Es muy simple, -dijo el muchacho-, primero disparo la flecha y después dibujo el blanco alrededor del ella.
.
Piensa por un momento si hacemos eso en nuestras vidas con las personas que nos rodean. Lee el resto de esta entrada »