Invitación Tijuana…

Buenas a todos!

    Que la bendicion de Dios nuestro Padre se derramada en cada uno de ustedes, salud.

   Ahora por este medio queremos dar a conocer el inicio de curso de este año y estamos invitando tanto a los de afuera de la ciudad de Tijuana como a los de dentro de la ciudad, aqui viene anexo un archivo de la invitacion, pero tambien queremos dar mas informacion.

     Para los de fuera de la ciudad estamos ofreciendo otros beneficios, para eso pueden llamar para conocerlos, y, para los de dentro de la ciudad tambien otros beneficios para los de escasos recursos y tambien pueden llamar para saber en que consiste.
Lee el resto de esta entrada »

Pantalones mojados…

Un niño de nueve años está ubicado en su pupitre y, de repente, hay un charco a sus pies y la parte de adelante de sus pantalones está mojada. Piensa que su corazón se va a detener porque no puede imaginarse como esto pudo haber sucedido. Nunca antes le había pasado. Y sabe que cuando los niños se den cuenta no habrá final. Cuando las niñas se den cuenta, no volverán a hablarle mientras viva..
El niño piensa que su corazón se va a detener; agacha la cabeza y dice esta oración: ‘Querido Dios, esta es una emergencia! Necesito ayuda ahora! Dentro de cinco minutos estoy muerto’.

Al levantar la cabeza después de su oración ve venir a la maestra con una mirada que dice que ha sido descubierto.
Mientras la profesora camina hacia él, una compañera de nombre Susie va cargando un pez dorado en un acuario lleno de agua. Susie se tropieza frente a la profesora e inexplicablemente derrama toda el agua en el regazo del muchacho.

El niño aparenta estar enojado, pero al mismo tiempo está diciendo dentro de sí: ‘Gracias, Señor! Gracias, Señor!’ Ahora, de repente, en lugar de ser ridiculizado, el niño es objeto de simpatía. La profesora lo lleva rápidamente abajo y le hace poner unos shorts de gimnasia mientras se secan sus pantalones. Todos los otros niños están arrodillados limpiando alrededor de su pupitre. La simpatía es maravillosa. Pero como así es la vida, el ridículo que le habría tocado enfrentar fue pasado sobre alguien más – Susie. Ella trata de ayudar, pero le dicen que se quite. Has hecho suficiente, ‘torpe’. Lee el resto de esta entrada »

El amor es como un niño…

El amor es como un niño que juega a las escondidas, tu tienes que buscar y buscar en varias personas a ver en donde se escondió, muchas veces piensas que ya lo encontraste y te das cuenta de que no era el amor quien estaba escondido en esa persona, sino que era la amistad disfrazada de amor.

También el amor puede ser que el amor este escondido en la persona que escogiste como pareja, pero resulta que el amor se cansó de ese escondite y decide buscar otro, pero por la costumbre te quedas con esa persona, no por amor, sino por costumbre, por esto vemos algunas parejas que se mantienen unidas por mucho tiempo pero que realmente no están enamoradas. Lee el resto de esta entrada »

Te sientes “Emo”…?

Aunque una depresión severa puede destruir la vida de la persona enferma y la de su familia, si no recibe un tratamiento eficaz, en la mayoría de los casos se puede acabar con el sufrimiento. La depresión es una enfermedad que afecta al cerebro, la manera de pensar y el estado de ánimo, cambiando en muchos aspectos la vida cotidiana de la persona. No debemos confundir la tristeza, que es un estado de ánimo pasajero, con la depresión, que puede durar desde semanas hasta años.

La depresión severa provoca que actividades que antes eran sumamente placenteras ya no lo sean. No todos los enfermos padecen el mismo número de síntomas:

-Insomnio o por el contrario dormir más de lo normal.
-Pensamientos de suicidio o muerte, con intento de suicidio en algunos casos.
-Irritabilidad e inquietud.
-Tristeza, ansiedad o sensación de vacío.
-Pesimismo y desesperación. Lee el resto de esta entrada »

Oración…

Ora aunque no tengas ganas!!! Te tomará un minuto.
Tú nunca sabes cuando Dios te bendecirá!!!
Las buenas cosas pasan cuando menos te lo esperas!!!
Amado Señor, Te doy gracias por este día.
Te doy gracias porque puedo ver y escuchar esta mañana.
Estoy bendecida(o) porque tú eres un Dios de perdón y comprendes, tú has hecho tanto por mí y por otros, soy bendecida(o) porque tú sigues bendiciéndome.
Perdóname este día por todo lo malo que haya hecho, dicho o pensado que no haya sido de tu agrado.

Pido por tu perdón. Mantenme salva(o) de todo daño y peligro.

Ayúdame a empezar este día con una nueva actitud y gratitud.
Déjame hacer lo mejor de uno y cada día para aclarar mi mente, que pueda yo oírte.
Por favor, aclara mi mente que pueda yo aceptarte, no me dejes quejarme por cosas que no puedo controlar.
Y dame la mejor respuesta cuando me empujen fuera de mis límites.

Yo sé que cuando no puedo orar, tu escuchas mi corazón.
Continúa usándome para ti.
Continúa bendiciéndome para que pueda ser una bendición para otros.
Mantenme fuerte para ayudar al débil.

Mantenme en buen espíritu que pueda tener palabras de consuelo para otros.
Yo oro por esos que no pueden encontrar el camino.
Yo oro por esos que son juzgados y calumniados. Lee el resto de esta entrada »

La botella…

Un hombre estaba perdido en el desierto, destinado a morir de sed. Por suerte, llegó a una cabaña vieja, desmoronada sin ventanas, sin techo.

El hombre anduvo por ahí y se encontró con una pequeña sombra donde acomodarse para protegerse del calor y el sol del desierto. Mirando a su alrededor, vio una vieja bomba de agua, toda oxidada. Se arrastró hacia allí, tomó la manivela y comenzó a bombear, a bombear y a bombear sin parar, pero nada sucedía.

Desilusionado, cayó postrado hacia atrás, y entonces notó que a su lado había una botella vieja. La miró, la limpió de todo el polvo que la cubría, y pudo leer que decía: “Usted necesita primero preparar la bomba con toda el agua que contiene esta botella mi amigo, después, por favor tenga la gentileza de llenarla nuevamente antes de marchar”.

El hombre desenroscó la tapa de la botella, y vio que estaba llena de agua… ¡llena de agua! De pronto, se vio en un dilema: si bebía aquella agua, él podría sobrevivir, pero si la vertía en esa bomba vieja y oxidada, tal vez obtendría agua fresca, bien fría, del fondo del pozo, y podría tomar toda el agua que quisiese, o tal vez no, tal vez, la bomba no funcionaría y el agua de la botella sería desperdiciada.

¿Qué debiera hacer?

¿Derramar el agua en la bomba y esperar a que saliese agua fresca… o beber el agua vieja de la botella e ignorar el mensaje?

¿Debía perder toda aquella agua en la esperanza de aquellas instrucciones poco confiables escritas no se cuánto tiempo atrás?

Al final, derramó toda el agua en la bomba, agarró la manivela y comenzó a bombear, y la bomba comenzó a rechinar, pero ¡nada pasaba! La bomba continuaba con sus ruidos y entonces de pronto surgió un hilo de agua, después un pequeño flujo y finalmente, el agua corrió con abundancia… Agua fresca, cristalina.

Llenó la botella y bebió ansiosamente, la llenó otra vez y tomó aún más de su contenido refrescante. Enseguida, la llenó de nuevo para el próximo viajante, la llenó hasta arriba, tomó la pequeña nota y añadió otra frase:

“Créame que funciona, usted tiene que dar toda el agua, antes de obtenerla nuevamente”.

Hebreos 11:1
“Ahora bien, la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.”

Hechos 20:35 “Más bienaventurada cosa es dar que recibir”.

Lucas 6:21 “Bienaventurados los que ahora tenéis hambre; porque seréis saciados. Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis.”