Juventud…

Últimamente pensé en retirarme del  grupo juvenil. a pesar de que soy relativamente joven, tengo 24, y sin embargo, ya he pasado por varias generaciones de jóvenes, y hace poco decidí que ya no seguiría en las actividades, sin embargo, después de leer este articulo cambie de opinión; les comparto aquí un pequeño resumen y gracias a todos los chicos de la congregación de Samulá y agregados que estamos tratando de integrarnos poco a poco ( ReX, Noxi, Nea, Ara, Leydi, Misa, Cheko, RaKel, Huayo, Alexz, Taña, Roni )

1 Para responder a la llamada. Jacob luchó con Dios. Y tú lidias con un grupo rebelde de adolescentes. Cuando Dios agarra tu corazón no puedes liberarte del apretón, aunque quieras. El proceso de selección de Dios proporciona pocas vías de fuga, si no me crees pregúntale a Jonás. Ser llamado por Dios no significa que nosotros alguna vez no queramos abandonar la misión. Sin embargo, aunque lo deseemos nos resultaría casi imposible hacerlo. Esto demuestra que, profundamente, sabemos que hacemos exactamente lo que Dios desea que hagamos. Y ese es el motivo principal para seguir.

2 Para conducir a los adolescentes hacia una fe madura. Hacia el final de Hebreos 4, el escritor exhorta a los creyentes que no se esfuerzan en crecer espiritualmente. El Padre quiere que sus niños maduren y se conviertan en caminantes adultos, no que gateen como niños toda la vida. Cuando los adolescentes entran en la universidad o consiguen su primer trabajo, si tienen una fe inmadura ésta se derrumbará bajo las presiones de la vida. Si enseñas a los adolescentes a desarrollar una fe firme en Dios por medio del estudio de Biblia, la oración, y el compañerismo cristiano, antes de que ellos dejen el grupo, sabrán cómo mantener su fidelidad durante toda su vida.

3 Para solidificar las relaciones familiares. ¿Alguien sabe actualmente lo que es un núcleo familiar? Un enorme porcentaje de adolescentes y jóvenes tienen sustitutos: padrastros, madrastras, hermanastros hermanastras. Son pocos los chicos que tienen el privilegio de crecer hasta llegar a adultos al lado de sus padres originales. El divorcio y la muerte son las causas principales para la ruptura familiar. Pero cualquiera sea la estructura familiar de los jóvenes del grupo, nuestro objetivo debe ser reforzar las relaciones existentes, para la gloria de Dios. Conéctate con cada familia y proporciónales educación, estímulo, y apoyo, independientemente de cómo sea su base familiar.
Lee el resto de esta entrada »

Anuncios