Las Espigas…

Enviado al campo para ver si estaba ya a punto para ser segado, el muchacho volvió a su padre y le dijo:

– Me parece que la cosecha será muy pobre, padre mío.
– ¿Por qué? – le preguntó éste.
– Porque he notado que la mayor parte de las espigas están dobladas hacia abajo, como desmayadas, seguramente que no valen nada.

– ¡Qué ignorante eres, mi hijo pequeño!- le dijo su padre. – Has de saber que las espigas que viste dobladas, lo están por el peso del grano, en tanto que las que están levantadas, rectas hacia el cielo, pueden hacerlo porque están medio vacías.

Así en la vida de los hombres. Cuando alguno levanta la frente orgullosamente, es porque en su interior tienen bien poco peso de juicio.

El hombre sabio, cuanto más sabe, más siente la humillación de lo que le falta saber.

El hombre de veras noble de corazón, no puede enorgullecerse de ello, porque
conoce cuánto más noble debería ser.

Anónimo.

Proverbios (14:3)
En la boca del necio está la vara de la soberbia; Mas los labios de los sabios los guardarán.

Proverbios (16:21)
El sabio de corazón es llamado prudente, Y la dulzura de labios aumenta el saber.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s